En CakeMag.es comenzamos nuestra andadura internacional, en la que iremos compartiendo cupcakes, tartas y cookies desde otros puntos del planeta. ¿Qué se cuece en los hornos de Australia, Nueva Zelanda, Argentina, Brasil…? ¿Cuáles son las últimas tendencias en decoración en estos y otros muchos países? Eso es lo que intentaremos averiguar de la mano de reposteras y diseñadoras.
En este primer viaje, nos trasladamos a México. Nuestra guía local es Luz Gabriela Madrid Flores, de Los Cupcakes de Luz, que nos ha preparado unos estupendos cupcakes muy, muy mexicanos: de maiz.
¡Esperamos que os gusten!
INGREDIENTES:
  • 80 grs. de harina
  • 1 cdita. de Royal
  • 350 grs. de granos de elote (maíz) de lata
  • 1/2 lata de leche condensada
  • 2 huevos
  • 90 ml de aceite de maíz
  • 1 cda. de extracto de vainilla
ELABORACIÓN
Precalentar el horno a 180ºC
Colocar los papelitos de los cupcakes en la bandeja
Cernir la harina y el Royal en un tazón y reservar.
Trituramos el elote (maíz), la leche condensada, el aceite, los huevos y el extracto de vainilla, procurando que los granos de elote no se desintegren del todo. Colocamos la mezcla en el bol con la harina y mezclamos sin trabajar demasiado.
A continuación, vertemos la mezcla en los capacillos, llenándolos solo 3/4 de su capacidad. Horneamos unos 20 minutos aproximadamente.
Los sacamos del horno y los dejamos enfriar en la bandeja durante unos 5 minutos, luego los pasamos a una rejilla.
INGREDIENTES DEL FROSTING:
  • 125 grs de queso Philadelphia
  • 60 grs de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 grs de azúcar glass tamizada
  • 3 cdas. de harina de pinole tamizada (se puede sustituir por una cucharadita de canela)
  • 1-3 cdas. de leche
  • Amaranto dulce (podemos utilizar por turrón en pedacitos)
Mezclamos la mantequilla y el queso crema hasta obtener una consistencia homogénea y ligera.
Añadimos el azúcar de manera gradual, raspando los bordes del tazón continuamente. Añadimos al gusto entre 1 y 3 cucharadas de leche para ajustar la consistencia.
Luego agregamos la harina de pinole, mezclammos y lo metemos en la nevera hasta que tenga la consistencia deseada para decorar.
Se cubren los cupcakes generosamente usando la duya o espátula , se decora con el amaranto y listo!

¿Os atrevéis? Este es el resultado de los Cupcakes de Luz

Mirad todas las razones que ha encontrado Luz para justificar la “existencia” de los cupcakes. “Porque tienen un tamaño perfecto, son la mitad de una porción de pastel, se pueden transportar fácilmente y no necesitan un tenedor para comerlos. Son lo suficientemente grandes para darte un capricho pero lo suficientemente pequeños para no sentirse culpable…todo un lujo a tu alcance!!!”.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>